¿Como cuidar la salud de los chicos en edad escolar?

dra. susana ferrin 1Dra. Susana Ferrin

ESPECIALISTA EN MEDICINA PREVENTIVA Y SOCIAL COORDINADORA GRAL. DE SALUD ESCOLAR DEL GOB. DE LA CIUDAD DE BS. AS

 
¿Como cuidar la salud de los chicos en edad escolar?
 
Medicardio:¿Cuales serian los lineamientos?

Dra. Susana Ferrin: Cuando un niño va a la escuela pone a prueba a toda la familia, no solo por el gasto que representa, sino porque ésta debe organizarse, tanto sea si es la primera vez que el niño va al colegio o si vuelve a clase luego de las vacaciones. Hay que reorganizarse para que el chico pueda ir a la escuela adecuadamente.

Medicardio: Normas generales para cuidar la salud en edad escolar

Dra. Susana Ferrin: Como primera medida hay que entender que la escuela cumple un rol muy importante de socialización, pues el niño convive y comparte, con pares y adultos, o sea, con docentes, directivos y otros niños que no son de su familia.

En segundo término, a la escuela el niño va para aprender y la familia debe acompañar ese proceso, no haciendo los deberes por el niño, sino interiorizándose en su aprendizaje, revisando todos los días el cuaderno de comunicaciones y las carpetas por si hay alguna apreciación del docente, apoyando al niño y también al adolescente, para que pueda aprender.

Medicardio: ¿Hay algún cuidado especial?

Dra. Susana Ferrin: Es necesario que el niño en esta edad tenga como mínimo 8 horas de sueño, de lo contrario es muy difícil despertarlo con el tiempo suficiente para que tome un desayuno completo y adecuado, para que se higienice correctamente y corrobore tener todo lo necesario para ese día.

Hay que brindar a los niños un espacio de recreación, un tiempo de juegos con sus pares. Lamentablemente, ahora ya no podemos sacarlos a la calle a andar en bici o jugar un rato a la pelota como antes, pero es importante combatir el sedentarismo con una actividad que no sea obligatoria. Lo que se está encontrando últimamente son niños con muchas obligaciones extra escolares como piano, gimnasia, idiomas o computación, pero sin tiempo para jugar.

Otra cosa fundamental es cuidar los hábitos de higiene, mantener el cabello corto o recogido para prevenir la pediculosis, el lavado frecuente de manos antes de comer y después de ir al baño, y no fumar en presencia de niños. Se ha encontrado una relación entre niños con otitis frecuentes y hogares de fumadores. Tratar de evitar las aglomeraciones de gente, sobre todo las guardias donde hay gente tosiendo, consultar al medico precozmente, mas que nada ante cuadros respiratorios y nunca, nunca medicar al niño sin visitar al pediatra.

Medicardio: ¿Hay algo que nos pueda recomendar respecto a la evaluación odontológica?

Dra. Susana Ferrin: La primera evaluación la hace el pediatra ya que durante la primer etapa de vida va revisando como va evolucionando la dentición, o sea, si los dientes van saliendo de acuerdo a la edad del niño. Pero a partir de los tres años hay que hacer una visita al odontopediatra. Esencialmente, para evitar problemas en la dentición hay que evitar endulzar el chupete o la tetina del biberón, sobre todo a la noche, ya que las sustancias dulces quedan durante muchas horas en la boca del niño provocando caries aún en los dientes de leche. Y es muy importante conservarlos sanos, ya que la conducta que hace que se dañe un diente de leche, afectará sin duda alguna la dentición definitiva.

Medicardio:  ¿Cual es la recomendación respecto al plan de vacunación?

Dra. Susana Ferrin: Hay que realizar el control en salud, o sea, no sólo llevar al niño al médico cuando éste se enferma, sino cuando el niño está sano, controlar periódicamente su peso, estatura, presión arterial, agudeza visual y auditiva y ver que vacunas necesita. Habitualmente hacemos este control durante el primer año de vida y luego, solo lo llevamos al pediatra si se enferma.

Las vacunas, junto con el agua potable, son las dos cosas que más favorecieron a la humanidad . Con el agua potable se redujeron notablemente cuadros severos de enterocolitis y deshidratación que antes llegaban hasta la muerte del niño. Y gracias a las vacunas algunas enfermedades graves y peligrosas prácticamente han desaparecido. Pero si dejamos de vacunar a nuestros niños estas peligrosas enfermedades podrían volver a aparecer.